1284246647424084034

Hay (o mejor dicho, había) una manera muy fácil de hacer dinero en The Witcher 3: matar vacas. En CD Projekt Red se han dado cuenta de que había jugadores explotando al límite el ganado vacuno ajeno, y han añadido una curiosa solución en el último parche: un monstruo guardián. Entre las notas del parche 1.05 hay una llamada Bovine Defense Force Initiative. Bajo este nombre que parece salido de una película de los Vengadores se oculta una medida realmente divertida para impedir que los jugadores depreden sobre pobres vacas inocentes.

Hasta ahora, se podían matar vacas impunemente. El truco es matar a los animales, recolectar los objetos que dejan para venderlos, y luego meditar. Al cabo de unas horas, las vacas vuelven a aparecer y podemos repetir el proceso hasta la saciedad. En lugar de reducir el índice de reaparición de las vacas o los objetos que dejan, lo que ha hecho CD Projekt Red ha sido añadir un encuentro que se dispara de manera similar a cuando el personaje mata muchos aldeanos. Ahora, si matas muchas vacas, aparece un demonio (si no nos equivocamos es una criatura llamada Chort) a darnos lo nuestro y lo del de enfrente.

El monstruo se puede matar, pero los personajes de niveles bajos se verán en muchas dificultades para hacerlo porque el demonio es una criatura poderosa. Tiene sentido, porque el truco de matar vacas es útil a niveles bajos. Los jugadores de nivel alto no necesitan esa trampa para hacer dinero fácil. Lo que sí puede ocurrir es que ahora los jugadores se dediquen a matar vacas para “invocar” demonios e irse de safari. Sea como sea son estos detalles los que hacen divertido un juego.

Fuente: Kotaku