La industria del entretenimiento online, es decir de los videojuegos clásicos o los tradicionales juegos de ordenador, ha sufrido en los últimos años un progreso considerable, haciéndose partícipe de las nuevas tecnologías que invadían el mercado. Nos referimos a la propagación de los terminales móviles inteligentes, como los Smartphones o Tablets, y a la expansión de la cobertura de Internet a nivel global. Estos dos principales factores han propiciado la evolución de toda clase de juegos, tanto para niños como para adultos, que se han desarrollado en novedosas y revolucionarias versiones adaptables a cualquier dispositivo móvil, y desde donde han surgido las ya conocidas Apps.

Ante los numerosos estudios que reflexionaban acerca del creciente uso de los teléfonos móviles a la hora de acceder a las diversas plataformas de la red, desde los juegos hasta las redes sociales o las noticias, en vez de utilizar el PC tradicional, las compañías de juegos online comenzaron a  plantearse un cambio necesario. Los desafíos que presentó esta opción de cambio en los desarrolladores de juegos en línea fueron significativos, ya que el usuario demandaba una nueva forma de juego, acomodado a sus necesidades inmediatas. Además, muchas empresas de entretenimiento empezaban a afincarse en un mercado cada vez más competitivo donde, de hecho, muchas de ellas se han quedado fuera.

Sin embargo, también hemos asistido a la transformación de muchas otras empresas que han sabido posicionarse estratégicamente en el mercado. Es el caso, por ejemplo, de los clásicos personajes de consolas como Sony, Mario Bros o Packman, que han llegado hasta las pantallas de los celulares y las tabletas así como los juegos de casino, que tanto éxito tienen online, como las mesas de póker, las ruletas o los juegos de tragaperras gratis, que ya disponen de muchas apps gratuitas donde poder disfrutar en cualquier momento de una partida. Sin olvidar las casas de apuestas, que han presenciado un espectacular incremento entre los usuarios aficionados al deporte, adaptando sus páginas web a diversos formatos dependiendo del dispositivo portátil con el que se acceda a ella. O las aplicaciones de juegos para los más pequeños de la casa, con sus personajes de dibujos animados favoritos como Peppa Pig, Bob Esponja o Pokemon en la palma de su mano.

En definitiva, hemos asistido a una total revolución de los juegos en línea que ha generado un mayor tráfico de visitas, debido a la movilidad de los terminales de los que se disponen que se ha perpetuado, también, gracias a los acuerdos comerciales entre la industria del entretenimiento y la industria tecnológica. Esta será, seguramente, la línea que hacia el futuro cercano siga manteniendo uno de los sectores más dinámicos del mundo del entretenimiento.