shutterstock_54131365

Los libros de autoayuda han pasado a engrosar las listas de las modas pasajeras: van y vienen cada temporada, prometiendo siempre cambiar tu vida, hacerte perder peso y ganarte el amor incondicional de quienes te rodean. Entre tantos títulos recomendados, comenzamos a preguntarnos ¿de verdad sirven los libros de autoayuda?.

Todos sabemos cómo funciona esto. Comienza con un amigo o un familiar entusiasmado por un libro que acaba de leer o una charla a la que asistió, después escuchamos una entrevista en la radio o en un programa de televisión donde nos hablan de la maravilla de este nuevo sistema infalible para solucionar el problema que está de moda, luego, como una de esas gripes veraniegas que contagian a todo el mundo en la oficina, todas las librerías se atiborran con un nuevo libro de autoayuda que esconde entre sus páginas el secreto de la felicidad y la vida plena; la moda dura algunos meses, pareciese que esta fiebre nunca fuese a acabar, y de repente, un día, sin que nadie lo vea venir, revienta la burbuja, un día no hay más libros, no hay más entrevistas, los talleres se esfuman, y la vida sigue como si nada hubiese pasado, ese es, en palabras de Mufasa, “el circulo de la vida” de la autoayuda.

Irónicamente, los estudios respecto a la autoayuda han determinado en numerosas ocasiones que algunos de estos libros tienen el poder de cambiar vidas, sobre todo aquellos que tratan trastornos leves de depresión, ansiedad, fobia social, agorafobia, trastorno obsesivo-compulsivo y que lo hacen con una metodología científicamente validada. ¿Entonces, cual es el problema?, ¿Por qué despertamos de ese ensueño y todo pareciese seguir igual? ¿acaso es que los libros de autoayuda no sirven?.

En conclusión, si vas a comprar un libro de autoayuda, infórmate, averigua quien lo escribió y cuáles son sus credenciales, y entiende que esa receta al éxito es solo un primer paso en un largo camino que vas a transitar, que va a ser difícil, que va a requerir de constancia, pensamiento crítico, el apoyo de otros, y momentos difíciles, pero que si te funciona va a ser fenomenal, como dice Vikram Ghandi en su documental Kumare donde hace un registro de los meses en los que se hace pasar por gurú, “tú eres tu propio gurú”.