1366_2000

El pasado fin de semana, durante el Gran Premio de Mónaco Pirelli, proveedor único de neumáticos de la Fórmula 1, presentó los compuestos que los monoplazas montarán la próxima temporada 2017. Como principal novedad, presentan una banda de rodadura un 25% más ancha y, por extensión, mayor área de contacto para que la velocidad por vuelta de los coches sea más elevada.

Desde su entrada en la F1, Pirelli ha estado a las ordenes de los organismos reguladores de la categoría para hacer de los neumáticos una pieza más del puzzle al que los equipos se enfrentan durante los fines de semana. Para la próxima temporada, como parte del nuevo reglamento técnico presentado por la Federación Internacional de Automovilismo, se acordó aumentar la carga aerodinámica de los monoplazas para aumentar su velocidad y esto incluye a los Pirelli. El neumático que Pirelli ha presentado en el circuito urbano de Montecarlo pasa de 24,5 centímetros de anchura a 30,5 en el eje delantero, mientras que en el trasero el incremento es mayor, de 32,5 centímetros a 40,5.

El neumático delantero que actualmente tiene 245 mm de anchura pasará a 304 mm y el trasero de 325 mm a 405 mm. Por tanto, las nuevas medidas de los neumáticos lisos serán 305/670-13 delante y 405/670-13 detrás -el diámetro total pasará de los actuales 660 mm a 670. El diámetro de las llantas seguirán siendo de 13 pulgadas, aunque Pirelli no descarta cambios en este aspecto en el futuro.