Peugeot ha dejado en manos de su filial deportiva Peugeot Sport el desarrollo del 308 GTi, la versión más radical del compacto con 270 cv de potencia.

2015-peugeot-308-gti-confirmed-will-have-250-or-270-hp-87627_1

El mítico segmento de los compactos GTI se creó entre otros protagonistas por el divertido y adorado Peugeot 205 GTI que lanzó Peugeot allá por los años 80, algo a lo que la marca francesa le ha ido dando forma con el paso de los años, llegando a evolucionar hacia dos segmentos diferentes, uno de tamaño más urbano como el 208 GTi presentado recientemente, o el modelo que hoy nos ocupa, un compacto de tamaño medio con aspiraciones de berlina, el 308 GTi. Para lanzar un GTi verdaderamente rabioso, han contado con la inestimable colaboración de su partner de competición, Peugeot Sport, que pone a punto las máquinas más radicales de la marca, que han conseguido dotar el 308 GTi de un carácter fuera de serie.

Toda una garantía de prestaciones y diversión al volante, gracias en parte a la puesta a punto del coche por pilotos profesionales. Incorpora un nuevo diferencial autoblocante Torsen en el eje delantero, llantas de 19 pulgadas modelo Carbone 19 calzadas con neumáticos deportivos y un equipo de frenos de alto rendimiento con tremendos discos de hasta380 mm en el eje delantero mordido por pinzas de cuatro pistones firmados por Peugeot Sport.

En el interior percibimos el mismo look radical y dinámico, destacando unos asientos de tipo bacquets de gran sujeción realizados en una combinación depiel y Alcántara con costuras rojas, a juego con el resto de costuras y algunos detalles más del habitáculo. Nos llama la atención el exclusivo y conocido i-Cockpit propio de Peugeot, con un volante de muy pequeño diámetro, la pantalla central táctil con el tema Redline colocada de forma estratégica a la mano del conductor, como la palanca del rapidísimo cambio manual de 6 velocidades.