Windows Phone nunca acabó de cuajar en el mercado de los móviles. Fue una plataforma que llegó bastante tarde a la batalla de iOS y Android, y que ofrece una alternativa radicalmente distinta a lo que ofrecen sus dos rivales. Microsoft es consciente de ello, y por tanto ha intentado paliar la falta de aplicaciones a lo largo de los años con distintas soluciones.

surface-app-store-ipad

Realmente lo que lacra la experiencia de sus sistemas operativos es la falta de aplicaciones optimizadas que saquen el máximo partido de sus interfaces. iOS lo tiene mucho más fácil porque paso que da Apple, paso que siguen los desarrolladores. En Android nos encontramos ante la ciudad sin ley, donde todo vale. Así que Microsoft ha decidido unirse al enemigo, y lanzar un kit de desarrollo que permita a desarrolladores portar sus apps de iOS o Android a Windows 10 con cambios mínimos en el código.

Se trata de un importador en Visual Studio, que nos permitirá abrir el código en Objective C de nuestra appde iOS. Será desde aquí desde donde podremos editarla, comprobar errores y finalmente probarla en el sistema operativo de la ventana. Microsoft además, contempla la posibilidad de añadirle funciones específicas de Windows, como puede ser la integración con Xbox One o Cortana.

Si miramos al androide, la tarea de conversión es algo diferente de iOS. En este caso, Microsoft ha decidido meter un runtime de Android que hará posible que las apps de Android se ejecuten sobre este. En cualquier caso tendrán que haber sido compiladas antes para Windows, no será tan fácil como hacer funcionar los binarios originales de Android sobre un emulador. En este caso, también se pueden integrar funcionalidades propias de Windows.

La primera app que ya ha sido portada bajo este nuevo sistema es Candy Crush, que lleva un tiempo ya en la Windows Store, pero que no es nativa de Windows 10, sino que ha sido portada desde iOS. Según nos comenta Microsoft ha sido portada con muy pocos cambios en el código. Ahora solo nos falta ver cómo se toman esto los desarrolladores y si realmente se animan a traer más apps a Windows 10, a pesar de que sean ports y no desarrolladas por y para Windows 10.