Porsche se reserva para el Motorshow de Detroit sus armas definitivas para conquistar el segmento de superdeportivos: los nuevos 911 Turbo y Turbo S.

nuevos-porsche-911-turbo-y-turbo-s-con-20-caballos-mas

Para principios de 2016, Porsche prepara una gran ofensiva que desembarcará en el Salón del Automóvil de Detroit. Dará la campanada con las versiones más potentes y rabiosas de su legendario 911, el 911 Turbo y el 911 Turbo S, con importantes mejoras a nivel aerodinámico y potencia extra.

Así, los nuevos Porsche 911 Turbo y Turbo S consiguen unas prestaciones que se resumen en una aceleración de 0 a 100 km/h en 3,0 y 2,9 segundos, respectivamente, mientras que su velocidad máxima es de sube hasta los 320 km/h en el caso del Turbo y 330 km/h para el más potente de los 911 Turbo. Estas prestaciones superdeportivas contrastan con el consumo homologado de combustible que es de 9,1 litros/100 km en la versión coupé de menos potencia. El Porsche Active Suspension Management PASM, brinda un comportamiento más diferenciado entre los modos Normal y Sport. El Turbo S añade además el PDDC de serie, que compensa el balanceo de la carrocería o los frenos cerámicos PCCB.

Naturalmente, la nueva generación del 911 Turbo adopta detalles de diseño de los Carrera actuales, complementados con elementos especiales típicos del 911 Turbo. Un nuevo frontal lo hace ahora más ancho, mientras que los rines de 20 pulgadas le aportan un aspecto impresionante. Se integran las manillas en la carrocería y la trasera presenta una nueva iluminación tridimensional con cuatro puntos de luz de parada.