corazón

 

Los experimentos de los investigadores de Queensland han demostrado que durante la introducción de una sustancia con un sabor amargo la función contráctil del corazón se suprimía casi completamente, informa ‘Daily Mail’. En total fueron hallados aproximadamente 12 receptores del sabor. De este modo los investigadores destacan que en el corazón humano se encuentra casi el 50% de todas las papilas gustativas amargas conocidas, que son 25.

El equipo de científicos está investigando por qué y para qué un medio de los receptores de lo ‘amargo’ se encuentra en el corazón, y afirma que el descubrimiento podría influir en el tratamiento de enfermedades cardiacas.