0012037975

En los últimos días del año es seguro que cada uno de nosotros recordemos lo más maravilloso que nos ha pasado en el 2014. Viajes, logros, ascensos, nuevas amistades, una casa nueva, un auto nuevo, etc.

Más maravilloso aún fue compartir en Facebook cada uno de esos momentos, que atrajeron miles de ‘likes’ de cada uno de sus contactos y que la misma red social se ha encargado de recopilar en un singular ‘resumen del año’.

¿Pero qué pasaría si todo lo que compartimos no es del todo alegre? ¿Qué pensarías de una red social que hace un recuento de lo ‘mejor’ del año e incluye, entre otros, la pérdida de un familiar, el fin de un matrimonio o la ida de tu mascota?

Esto le pasó, este mes al escritor y consultor de diseño, Eric Meyer. A través de su cuenta de Twitter, el pasado 24 de diciembre escribió su indignación por el recuento del año que hizo Facebook para él. En la imagen en la que aparece la leyenda ‘Tu año en Facebook’, apareció la foto de la hija de Meyer, que falleció el 12 de junio a causa de un cáncer cerebral.

“Eric, así fue tu año. Plano Facebook, realmente plano”, fue lo que expresó Meyer y lo que identificó a muchos luego de ver que sus ‘reviews’ de Facebook mostraban cosas que realmente no fueron tan felices como se cree.

Meyer no solo se quedó en el tuit escrito. También expresó su indignación en su blog el cual tituló: ‘Un cruel e involuntario algoritmo’, en el cual escribió:

“Este algoritmo involuntario y cruel es el resultado de un código que funciona en la inmensa mayoría de los casos, recordando a la gente lo más maravilloso de sus años, mostrando selfies en una fiesta o una ballena desde un bote de pesca o del puerto en su casa de vacaciones. Pero para los que hemos vivido la muerte de nuestros seres queridos, o hemos pasado mucho tiempo en el hospital, o hemos vivido un divorcio o perdido el trabajo o vivido cualquier crisis, puede ser que no queramos mirar de nuevo este año”.

Su blog llegó a algunos medios de los Estados Unidos que reprodujeron sus palabras de desazón y hasta las oficinas de Facebook, el principal autor de la aplicación que trae a la memoria los momentos más “destacados” del año y que terminó por disculparse con el indignado usuario.

«[La aplicación] ha sido fantástica para un montón de gente, pero es evidente que en este caso provocamos dolor en vez de alegría. El ‘feedback’ es muy valioso » (…) «Podemos hacerlo mejor. Estoy muy agradecido de que sacara tiempo de su dolor para escribir ese post», expresó Jonathan Gheller, responsable de la creación de la aplicación, al Washington Post. Previamente, se había disculpado en persona a Eric Meyer.

Meyer, días después aceptó la respuesta de Facebook y volvió a postear en un blog:

“Sí, su aplicación no sirvió para manejar situaciones como la mía pero no son los únicos. Sucede todo el tiempo en todas las webs, en todos los contextos imaginables. (…). Empecé a recibir informes de ThinkUp [un app para medir impacto en redes] y una de las primeras cosas que me mostró fue mi enlace compartido en Twitter más popular. Fue cuando puse un enlace al obituario de Rebecca. ‘Popular’ tal vez no era la mejor palabra en esta ocasión. (…)Es un fallo tan común que casi no es un fallo. Simplemente… es. He sido víctima de mí mismo. Todos lo hemos sido. Todos lo seremos. Hará falta tiempo, práctica y muchos tropiezos para averiguar cómo hacerlo mejor pero es, a mi juicio, de vital importancia que lo hagamos”.

Fuente: INFOBAE