La Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa de Estados Unidos (DARPA) está trabajando en reinventar el sistema de GPS para que al operar no se base en satélites y sea resistente a la interferencia.

El nuevo sistema será mucho más avanzado que el actual y con el tiempo será utilizado por los autos y teléfonos celulares, según el sitio SlashGear.

DARPA publicó un documento en donde asegura que está invirtiendo en tecnologías para ser capaces de operar con eficiencia en las áreas donde el GPS es inaccesible, poco fiable o con potencial para ser navegado por los adversarios.

“Para satisfacer esta necesidad, DARPA está invirtiendo en tecnologías radicalmente nuevas que tienen el potencial de ofrecer posición GPS de calidad, navegación e información de tiempo a los sistemas militares”, dice el documento. Esta reinvención es parte del objetivo de DARPA de garantizar la superioridad estadounidense en los dominios aéreo, marítimo, tierra, espacio y cibernéticos. Por otro lado, Estados Unidos está trabajando en obtener ideas de grandes conjuntos de datos, incluyendo la defensa cibernética automatizada y el desarrollo de sistemas más seguros garantizando la privacidad.