PAPA

En una entrevista publicada este jueves por la revista francesa Paris Match, el papa Franciscohizo referencia a la problemática del cambio climático en vistas a la cumbre de la ONU que se realizará en Francia entre el 30 de noviembre y el 11 de diciembre, y dijo que “el cristiano tiene tendencia al realismo, no al catastrofismo. Sin embargo, justamente por eso, no podemos negar una evidencia: el sistema actual es insostenible“.

Días atrás el Papa envió una carta a los participantes en la segunda Conferencia Mundial de los Pueblos que se desarrolló en Bolivia, una antesala del encuentro en París, y les solicitó que se tenga en cuenta el verdadero bien a las personas. “Nuestro hogar común está contaminado, no deja de deteriorarse. Se necesita el compromiso de todos. Debemos proteger al hombre de su propia destrucción“, advirtió en la entrevista al medio galo, y reiteró su esperanza a que la COP21 “contribuya a decisiones concretas, compartidas y orientadas, por el bien común, al largo plazo”.

Del mismo modo, el Papa instó a la dirigencia política a que encuentren “nuevas formas de desarrollo” de manera que “mujeres, hombres y niños que sufren hambre, explotación, guerra y desempleo, puedan vivir y crecer dignamente”.

“El capitalismo y el beneficio no son diabólicos en tanto que no los idolatramos”, indicó el papa, aunque aclaró que si “la codicia está en la base de nuestro sistema social y económico, entonces nuestras sociedades se dirigen a la ruina”. “La humanidad debe renunciar a idolatrar el dinero y poner de nuevo en el centro al ser humano, su dignidad, el bien común, el futuro de las generaciones que poblarán la Tierra después de nosotros,” insistió el papa.