7-stres_geceka

Es muy bien conocido el daño que puede ocasionar el estrés a nuestra salud mental y física, pero ¿sabías que existen aspectos saludables de esta condición? Es por eso que en Geceka te presentamos los cuatro aspectos positivos que el estrés genera en nuestra vida diaria.

Cuando una persona se encuentra en situación de estrés y riesgo, es el momento justo en donde surge la tensión, aquella que activa una serie de mecanismos en el organismo que le permiten reaccionar para enfrentar lo que percibe como peligroso y no quedarse paralizado.

Como herramienta de sobrevivencia

La primer condición que se logra distinguir es el estado de “alarma”. El corazón y la respiración se aceleran, y el sistema nervioso y endocrino se activan. Cuando aparece el estrés, el flujo sanguíneo aumenta en el corazón, los pulmones y el cerebro, al tiempo que disminuye hacia órganos que no son muy importantes en estas situaciones, como los que forman parte de los sistemas digestivo y urinario.

Las funciones cognitivas y respuesta del cerebro son más rápidas

Un estudio realizado por la Universidad de California en Berkeley, EE.UU., el estrés puede optimizar el funcionamiento del cerebro, siempre y cuando no sea crónico.

Estimula el sistema inmunológico

Una de las cualidades más importantes del estrés es, que tiene la capacidad de combatir bacterias y virus que invaden nuestro organismo. Es por eso que es vital contar con un sistema inmunológico saludable.

Fortalece el carácter

Enfrentar situaciones de estres y tener la capacidad de saberlos manejar, es útil para lidiar con mayor facilidad y efectividad eventos similares que puedan presentarse en el futuro. Otro estudio publicado en el diario The New York Times asegura que si las personas aprenden a procesar el estrés de manera positiva, pueden llegar a tener la capacidad de manejar los efectos de este síntoma.