650_1000_650_1200

Un “costa a costa” en los Estados Unidos puede ser cruzar el país completo en carretera, de San Francisco a Nueva York. Ese es el camino que quiere hacer Delphi con un vehículo autónomo, unos 5.600 kilómetros hasta la costa atlántica, donde los esperan en el Salón del automóvil de Nueva York.

El vehículo es un Audio SQ5 modificado, como el que veis en el material gráfico que acompaña la noticia, y la distancia, la más grande recorrida por un vehículo de estas características – al menos en el continente americano -. Como tripulantes, dos ingenieros de Delphi preparados para tomar las riendas en cualquier momento.

La prueba lógicamente estará bastante controlada, tanto dentro como fuera del vehículo, pero será un experimento muy valioso con el que adquirir grandes cantidades de información real, y poner a prueba la tecnología, como cámaras, radares lidar, o sistemas de conectividad y GPS de la máxima precisión.

Delphi Automotive PLC quiere hacer una demostración de poderío tecnológico ante tantas marcas que están trabajando en coches autónomos. Os recordamos que la compañía es uno de los líderes mundiales en diseño y fabricación de componentes de vehículos, especialmente enfocada en el campo de la electrónica y la seguridad.

La aventura comenzar el 22 de marzo en el puente Golden Gate de San Francisco, mientras que la meta está en Nueva York, en el Salón que tendrá comienzo el próximo 3 de abril. Ya nos contarán – y esperamos ver – si consigue llegar con garantías, y todo lo que aprenden en un camino de 500 kilómetros diarios.

En esta aventura también entran en juego nombres como Mobileye NV, una empresa israelí encargada de la visión del vehículo y la detección de previa de colisiones. En la parte software también tenemos a Ottomatika, una compañía nacida de programas sobre coches autónomos que tiene la Universidad de Carnegie Mellon.

650_1000_delphi-inline1-1024x575

Lo importante de que una creadora de componentes se comprometa a hablar de coches autónomos, es que también tiene claro cuánto de caro puede salir un sistema añadido a coches existentes: unos 5.000 dólares.

Para Delphi, hay que llegar a este mercado con garantías en 2020, en el camino conoceremos muchos pasos intermedios que nos asistirán en una conducción más segura. El año que viene tienen que enseñarnos una colaboración con General Motors, con un Cadillac CT6 Sedan y un nuevo sistema de asistencia.