Captura-de-pantalla-2015-11-05-a-las-16.15.37

Si creías que el calentamiento global únicamente estaba acabando con el hielo de los polos y los osos polares, te equivocas, pues también podría estar terminando con tu vida sexual, al menos así lo demuestra un estudio llevado a cabo recientemente en los Estados Unidos.

De acuerdo con un estudio realizado por la Oficina Nacional de Investigaciones Económicas de Estados Unidos, las altas temperaturas registradas en los últimos meses han provocado una baja en los encuentros sexuales y, por ende, en la tasa de natalidad, lo cual es sumamente comprensible (después de todo quién quiere acalorarse de más en un día caluroso).

La aventurada conclusión ha llegado luego de estudiar 80 años de fertilidad y temperaturas en la vecina nación del norte, estudió que demostró que cuando la temperatura sube más allá de los 26 grados centígrados los nacimientos disminuyen en los próximos meses.

Afortunadamente para los científicos y para la raza humana (pero sobre todo para todos y cada uno de nosotros), el comportamiento sexual de las personas vuelve a la normalidad una vez que llegan las temporadas de frío (qué mejor manera para calentarse que con el calor corporal de alguien más); sin embargo, esto no ha aminorado la preocupación, pues para 2016 se preveen al menos 64 días de calor intenso.