La industria automotriz china es famosa por tomar “inspiración” o directamente por copiar los modelos de diferentes marcas. Esta práctica viene sucediendo desde hace al menos 20 años y continúa a pesar de que el gigante asiático cuenta con decenas de automotrices con diseños y tecnología propia.

Francesco-Bernoulli-2

Ahora, esto para haberse trasladado también al cine (de autos). Tal el caso de “Cars” y su copia china llamada “The Autobots”. Según consigna el diario Shangai Daily, Disney exige a las tres compañías que han producido la película de animación oriental que paralicen la distribución de la cinta, la cual se estrenó en julio de 2015, y les reclama a dos de ellas una compensación de 4 millones de yuanes (unos u$s 600 mil).

a medida no sorprende viendo la similitud de los personajes de ambas películar pero resulta más que tardía, sobre todo en tiempos de internet donde el film chino puede verse completo en plataformas gratuitas como YouTube desde hace varios meses.

Las firmas demandadas son la productora Lanhuoyan, la compañía de gestión de medios G-Point, y el portal de distribución de contenidos audiovisuales PPLive, la única de las tres a las que Disney no le exige por el momento la compensación económica.  Disney y Pixar invirtieron u$s 200 millones para hacer “Cars 2” y recaudaron más de u$s 560 millones en los cines de todo el mundo. Por eso los $600 mil que reclaman en China suenan irrisorios.