6_nintendo_duskext

El editor de localización de Nintendo nunca llegó a imaginar que su breve participación en un podcast le hubiese costado el puesto. Chris Pranger habló en los micrófonos de un programa llamado Part-Time Gamers con tan mala suerte que sus palabras llegaron a las directivas.

El pasado 3 de agosto, Pranger dio una entrevista a Part-Time Gamers en la que hablaba sobre el trabajo que se realizaba dentro de Nintendo sobre la traducción y localización de juegos de japonés a inglés y otros idiomas.

Pese a que el programa de podcast no era muy popular, la entrevista fue cobrando relevancia, dado que es muy extraño que un empleado de Nintendo, salvo un gran directivo, se pronuncie sin consentimiento de la empresa o que no lo haga directamente el área de Relaciones Públicas.

Además, el tema de localización de juegos llamó la atención de medios especializados y muchos de estos empezaron a replicar las palabras de Pranger. GoNintendo, por ejemplo, hizo énfasis en la férrea defensa que Pranger hizo del nombre de ‘Wii U’ y de lo apasionado que es Masahiro Sakurai, diseñador de Super Smash Bros.

Naturalmente, esto tuvo en efecto de ‘bola de nieve’ y la entrevista de Pranger llegó a oídos de los directivos de Nintendo. “He pasado una semana miserable porque el podcast empezó a tener relevancia en los medios. […] Me asusté instantáneamente cuando un compañero de trabajo me dijo ‘Hey, estás en GoNintendo’. De repente, empezaron a aparecer artículos y artículos en sitios de videojuegos de todos los idiomas.”, escribió, visiblemente afectado,  el ahora exempleado de Nintendo en su perfil de Facebook.

Todo esto le costó el puesto a Pranger porque Nintendo tiene unas políticas muy estrictas y le tiene rotundamente prohibido a sus empleados hablar con el público sobre los proyectos internos, a menos que tengan aprobación de la oficina de comunicaciones de la región.