coche-solar-produce-mas-energia-que-la-consumida-201522248_1

Lo coches eléctricos son el futuro y llegará el día en que podamos recargarlos gracias a la energía solar. El Stella Lux es un gran ejemplo de consumo y eficiencia. Este prototipo de coche solar es capaz de obtener más energía para sus baterías que la que gasta al circular. Está fabricado con fibra de carbono y todos sus componentes son tan ligeros que su peso no llega a 400 Kg.

Siempre se ha soñado con coches eléctricos que fueran capaces de andar plenamente gracias a la energía solar pero siempre han habido problemas en cuanto a la efectividad de las placas solares y la capacidad de carga de las baterías. Puede que Stella Lux sea la clave para hacer realidad este sueño. Estos coches solares están fabricados con fibra de carbono, aluminio y con componentes de gran ligereza dotándolo de un peso de sólo 375 kg y de una gran eficiencia aerodinámica. El techo está compuesto por placas solares que ocupan una superficie de 5,8 metros cuadrados que se encargarán de cargar las baterías de 15 kWh del coche.

La velocidad máxima que pueden alcanzar estos coches es de 125 km/h, números que no están nada mal, pero lo realmente sorprendente es que se tata de un coche de energía positiva, es decir, es capaz de almacenar más energía de la consume en sus recorridos a lo largo de todo un año (aprovechando los meses con más y menos Sol). Por tanto, la energía almacenada que no se va a consumir en este coche familiar solar puede ser devuelta a la red o por ejemplo, podría ser utiliza para recargar una batería del hogar, como las PowerWall de Tesla o las de otros fabricantes (como Mercedes-Benz) que también trabajan en estas soluciones.