felina

Disfrutar de las experiencias que se realizan en pareja es importante para evitar que la monotonía acabe con el deseo y la necesidad de permanecer juntos, especialmente en el ámbito sexual. Es allí donde se pueden empezar a utilizar diferentes juegos como el cambio de roles para así estimular la creatividad y mantener a tome la llama pasional.

Esta más que comprobado que la estimulación visual es lo que más destaca en los hombres al momento establecer contacto sexual con las mujeres, lo cual hace pensar en los cientos de posibilidades que tienes como mujer al momento de vestirse, probar todo tipo de lencería sexy que pueda encender de manera irresistible a su pareja. Si además se logra construir un vocabulario especialmente intimo para expresar las necesidades y sentimientos serán capaces de sumergirse en el placer hasta llegar al orgasmo.

El cambio de roles es una manera entretenida de conocer y compartir gustos con la pareja, podrás escuchar lo que ella o él desean y así mismo expresar lo que tú quieres dar o recibir, es una manera diferentes de hacer las cosas. Para que te hagas una idea de cómo podría ser un cambio de rol, imagina que llegas a un sitio especial de citas, por ejemplo aquí, y deseamos imaginar que somos un gran fotógrafo y vamos a explorar el arte de esa chica especial, fotografiar cada detalle a medida que va desvistiéndose sensualmente, incluso podría ser al ritmo de la música.

Esta fantasía puede llegar a ser muy estimulante para ambos, ya que ínsita a la tentación a acercarse a la persona y tocarse, pero no, recuerda que inicialmente se es un profesional y toca captar cada detalle de su rol de modelo, la tensión irá aumentando con cada prenda de vestir retirada, quizás cuando llegué el momento de su desnudo completo logres captar cierta timidez pues si es la primera vez sentirá que su cuerpo está siendo capturado de manera tan natural como nunca antes había sido fotografiado.

Otro cambio de rol podría ser el de hacer cambios de papeles al momentos de estar juntos, esto no quiere decir que el hombre se muestre femenino y la mujer se muestre masculina, quizás eso no podría gustarle alguno de los dos, es una alternativa sí, pero en realidad se trata de iniciativa, hacer cosas que la pareja suele hacer, por ejemplo si siempre es la primera en estar desnuda, esta vez podría permanecer vestido mientras la otra persona no, cosas que varíen, que sea diferente, que logren introducirse en la novedad, la expectación, la creatividad, el deseo y cambiar una costumbre por otra, hacer que se sienta algo nuevo, inténtenlo, no se arrepentirán.