La tecnología de Google y Aclima se alía para realizar un mapeo del nivel de agentes contaminantes en el aire de las principales ciudades, en tiempo real.

google

Un problema generado por el crecimiento y desarrollo incontrolado de los centros de población que está provocando desequilibrios ecológicos que afectan seriamente a la salud y el bienestar de los ciudadanos. Por eso Google se ha asociado con una startup, para estudiar contaminación ambiental de la ciudad de Denver con sensores ambientales instalados en tres de sus coches de Street View.

En vista de los buenos resultados obtenidos en 2014, cuando el FED se asoció con Google para implementar detectores de metano en sus vehículos para olfatear posibles fugas en las infraestructuras de las ciudades de Boston, Indianápolis yNueva York, la startup medioambiental decidió contar la tecnología de Google para entrenar su software y mejorar ciertos desajustes de precisión en la lectura de sus sensores. La ventaja que ofrece la tecnología de Aclima es que su plataforma de multi-sensores permite detectar la gran mayoría de contaminantes presentes en el aire de las ciudades con una sola unidad. Esta circunstancia abarata en gran medida elcoste de implementación de la red de sensores medioambientales, pero aun así los costes de fabricación de uno solo de estos multi-sensores mediambientales siguen siendo elevados, al menos por el momento.

Para la compañía Google, su participación en los programas de medición de niveles de metano y contaminantes atmosféricos forma parte también de un proyecto llamado Google Earth Outreach. Se trata de una base de datos de carácter divulgativo y científico a disposición de gobiernos locales y estatales, con el objetivo de contribuir a mejorar la calidad del aire de las ciudades.