audi

Después de que el año pasado el fabricante de los cuatro aros introdujera el Audi A3 Sportback g-tron como variante alternativa y combinada a GNC (o como diría el propio fabricante: a e-gas) y gasolina de la línea e-tron, llega el turno ahora para una versión superior, la del A4 Avant g-tron. Pendiente de su comercialización a finales de 2016, el modelo hereda la esencia y algunas de las características del Audi A3 Sportback g-tron, no así su motor.

Audi no revela en su nota el consumo exacto, ni tampoco la cifra de emisiones de CO2 por kilómetro. Eso sí, admite que baja de los 100 gramos (todo bajo el ciclo de homologación NEDC actual). El A4 Avant g-tron dispondrá de un depósito con mayor capacidad de almacenamiento que su prececesor, con 19 kilogramos. Según Audi, estro proporcionaráautonomía superiores a los 500 kilómetros hasta agotar el gas natural comprimido o el e-gas (ambos son compatibles).

El fabricante habla de una autonomía total cercana a los 950 kilómetros. Esto es así porque una vez el depósito de gas cae por debajo de 0,6 kilos de combustible (cantidad que propicia una presión residual de 10 bar) la unidad de control activa automáticamente al funcionamiento en modo gasolina. El motor de gasolina de este Audi también funciona durante el arranque, cambiando después, tan rápido como sea posible, al funcionamiento a base de gas natural.