La Asamblea Nacional francesa ha aprobado este viernes en primera lectura la ley que prohíbe la participación en desfiles y sesiones de moda de modelos demasiado delgadas, en un intento de luchar contra la anorexia.

modelos

La iniciativa, que forma parte de un proyecto de ley relacionado con la salud pública, ha sido presentada como enmienda por el diputado del Partido Socialista Olivier Véran. Los diputados de la UMP, el partido liderado por el expresidente Nicolas Sarkozy, y la UDI se han opuesto a la enmienda y los ecologistas han expresado sus reservas. Se trata de una enmienda propuesta por un diputado socialista y apoyada por la ministra de Salud, Marisol Touraine, que consideró “preocupante” el hecho de que haya modelos excesivamente delgadas.

La enmienda prohíbe que trabajen como modelos las personas cuyo índice de masa corporal (IMC) sea inferior «a los niveles definidos» por las autoridades sanitarias y laborales. Las personas que incumplan la prohibición podrán ser castigadas con multas de hasta 75.000 euros y penas de hasta seis meses de prisión. Según el texto, toda persona que administre una agencia de modelos o que contrate modelos debe “velar por el respeto de la prohibición“. El que infrinja la normativa tendrá una pena de seis meses de prisión y 75.000 euros de multa.

Véran ha indicado que en el Estado francés hay entre 30.000 y 40.000 personas con anorexia, «mayoritariamente adolescentes», y que diversos estudios han puesto en evidencia el impacto que tiene la moda sobre ellas.