El Arduboy es un nuevo proyecto que nos permite jugar a clásicos retro en una consola portátil tan pequeña como una tarjeta de crédito.

arduboy-1

Como su nombre indica, Arduboy está basada en Arduino e inspirada en la famosa Game Boy, la consola portátil de Nintendo que alegró las vidas de millones de jóvenes.La diferencia es que en vez de un “ladrillo” que se come pilas para desayunar, ahora podemos disfrutar de lo mismo con un dispositivo finísimo que podemos llevar incluso en la cartera, sin temor de que se roma gracias a su carcasa de metal y policarbonato.

El Arduboy tiene una pantalla OLED, por supuesto monocromática pero se ve mucho mejor en cualquier situación. Tenemos seis botones para controlar los juegos e incluso incluye altavoces. La batería dura unas ocho horas y es recargable.

Los juegos diseñados para el Arduboy son de código libre, y están inspirados en títulos de Game Boy y ordenadores, aunque como el dispositivo es programable seguro que la comunidad lanzará versiones de clásicos gracias a los tutoriales incluidos. Todavía estamos a tiempo de conseguir un Arduboy si aportamos un mínimo de 29 dólares a la campaña, aunque una vez terminadas las primeras unidades costará 39 dólares.