farmaco

Por si nos quedaba alguna duda sobre el potencial que ofrece esta tecnología hoy tenemos otro claro ejemplo, y es que la FDA ha aprobado el uso del primer fármaco impreso en 3D, conocido como SPRITAM y dirigido al tratamiento de la epilepsia.

La compañía responsable de este innovador medicamento, logrado gracias a la impresión 3D, es Aprecia Pharmaceuticals. Desde hace tiempo esta empresa biofarmacéutica ha estudiado la aplicación de esta tecnología en el ámbito biomédico, un esfuerzo que ha cristalizado finalmente en el desarrollo de Spritam, un fármaco destinado a pacientes con epilepsia.

Según han explicado fuentes de la compañía, la impresión 3D es capaz de producir láminas en polvo del fármaco, que luego se agregan hasta producir el medicamento Spritam. El “exceso de polvo” resultante es eliminado para que cada dosis cuente con la concentración exacta. Aprecia también ha señalado que el uso de esta tecnología permite que la píldora se disuelva más rápido que otras pastillas, vigilando además la concentración de cada unidad.

Spritam, el nombre comercial que recibe el medicamento levetiracetam, está indicado  como terapia adyuvante oral para pacientes que sufran epilepsia. La autorización de la FDA de este fármaco, producido gracias a la tecnología ZipDose de Aprecia, supone un fuerte respaldo a la aplicación de la impresión 3D en la investigación y desarrollo de medicamentos. Un apoyo que, sin duda, marcará también el futuro de muchos proyectos en biomedicina.